4 Comportamientos asociados a la gente comprometida


El pasado Miércoles 5 de Noviembre se celebró el Manager Fórum RH por cortesía de Interban Network. El evento reunió a  más de 500 profesionales de la función de Gestión de Personas. La sala estaba a rebosar de curiosos, intelectuales y grandes profesionales.
Como después de cada evento, me gusta hacer un resumen con las conclusiones de la jornada. Es un ejercicio personal que también sirve para compartir una experiencia de trabajo diferente con los demás.
En este caso, destacaría la importancia de que como profesionales de la gestión de personas debemos ejercer una visión crítica de la función. Para ello hay que:


  • Cuestionar el tipo de medición que hacemos en nuestras organizaciones porque en ocasiones no conseguimos medir lo que queremos. Por ende terminamos midiendo satisfacción o clima y no Compromiso.
  • Si mides Compromiso, asegúrate que lo que mides correlaciona con resultados.
  • Ampliar la visión sobre las palancas que pueden potenciar el Compromiso. En cada organización, en cada colectivo, en cada persona se genera una experiencia distinta, por lo que las opciones son muchas. No hay una formula única para generar Compromiso.     
Lo realmente innovador de la jornada estuvo entorno las reflexiones sobre cómo conseguir alinear el compromiso de nuestra gente, con la estrategia de la compañía.  Y en ese sentido me pareció especialmente potente el Estudio de Compromiso de la Experiencia que la UCM (Universidad Complutense de Madrid) ha realizado tras invertir más de 5 años investigando sobre este tema. La clave del estudio reside en desgranar los comportamientos vinculados al Compromiso.

¿Y qué se entiende por Compromiso? Es el deseo de permanecer en la organización por encima de cualquier otra cosa. Son personas que han creado lazos afectivos muy potentes con su empresa. Se identifican tanto con ella que sienten como suyos los proyectos, problemas o éxitos de la empresa. El Compromiso Afectivo genera una experiencia emocionalque hace que las personas den más allá de lo esperado en beneficio de la organización.
Me resulta especialmente interesante destacar que en la muestra de más de 10.000 personas, el compromiso coexiste con otros dos factores que debemos identificar para poder trabajar adecuadamente sobre ellos:
  • El sentimiento de deuda: cuando las personas han contraído una obligación moral y consideran que deben ser fieles a su empresa. Suele ocurrir cuando las compañías desarrollan actitudes paternalistas con sus empleados.
  • El interés: se da cuando las persona sigue trabajando en una compañía mientras no tenga una opción mejor. En este caso permanecer dentro es más una cuestión de necesidad que un deseo.
Este nuevo paradigma, demuestra que cada persona genera una experiencia determinada en el desempeño de su trabajo y vincula  el compromiso con comportamientos asociados a undesempeño excelente. Y ello impacta directamente en resultados. Los 4 comportamientos asociados a la gente comprometida son:
  1. La proactividad: la encontramos si o si, en los intraemprendedores que tanto buscamos en la compañías. Son personas que movidas por la pasión del proyecto al que pertenecen, emprenden proyectos que mejoran no solo los procesos, servicios o productos existentes.
  2. La disponibilidad: se da en personas que cuando hace falta un esfuerzo extra, un voluntario o prestar ayuda a un colega se muestran receptivos y están ahí dispuestos a marcar la diferencia.
  3. La recomendación: supone que las personas hablan bien de su empresa en conversaciones privadas,  círculo cercano y redes sociales donde además son especialmente activos.
  4. El Consumo: implica que las personas usan los productos o servicios de su empresa en su vida privada y recomiendan a su círculo cercano que hagan lo mismo.
Este modelo de Compromiso de la Experiencia, resulta especialmente interesante para poner foco en las acciones de mejora que impactan en el negocio.




2 comentarios:

Montse Social You dijo...

Hola!

Gracias por compartir. Muy interesante tu post. Un aspecto muy importe en el nuevo paradigma de los RRHH es las relaciones de compromiso establecidas entre empleados y empleadores.
El nuevo trabajador, brinda sobre todo su actitud. Ante todo me quedo con el concepto de proactividad. Un trabajador comprometido lleva de forma inherente esta característica.

Fomentarla es también trabajo tanto de las empresas, como de los departamentos de RRHH.

Gracias!

Natalia Fdez de Soto dijo...

Hola Montse,
Gracias a ti por seguirnos y por animarte a abrir el debate. Estoy contigo que la clave reside en la actitud y lo que cada uno decidamos hacer con ella. Como bien comentas hay gran parte de esa actitud que es inherente a cada uno. Ese porcentaje es el que a mi me gusta llamar de libre elección, pero también hay otro porcentaje que depende de otros factores como son:la estrategia de la compañía, los valores corporativos, los lideres, el equipo, el espacio de trabajo, la conciliación, el desarrollo profesional, entre otras cosas. Por eso las compañías y los departamentos de gestión de personas, tenemos que jugar un papel muy activo a la hora de identificar, promover, fomentar y trabajar el porcentaje actitudinal del compromiso.
En ese sentido apelo a que todos hagamos una reflexión critica sobre que es lo que medimos en nuestras organizaciones. Porque la mayoría de las veces resulta que se trata de satisfacción, clima... pero no compromiso.
El compromiso bien entendido es el vinculo emocional que generan los comportamientos que la empresa desea y que suponen un nivel de desempeño excelente.

Publicar un comentario