#medulaparamateo o el poder de la motivación


Puede que sepas este verano a mi sobrino Mateo de 3 meses le diagnosticaron leucemia. Cómo su hermano Lucas de dos años y medio no era compatible con él, decidimos como familia no quedarnos de brazos cruzados y canalizar toda esa energía en algo positivo que pudiera darnos una perspectiva diferente de la situación, y así nació #medulaparamateo (www.medulaparamateo.com), una iniciativa para sensibilizar, informar y movilizar hacia la donación de médula ósea.


A nivel personal esta experiencia me ha transformado realmente, y lo sigue haciendo cada día. He interiorizado gracias al alto nivel emocional que hemos vivido y la espectacular reacción de miles de excelentes personas, la relatividad de los problemas, la capacidad del ser humano de decidir la actitud que quiere tener ante las circunstancias de la vida y la certeza de que detrás de cada problema hay escondida una oportunidad (aunque a veces cueste mucho encontrarla.

A nivel de mi familia sin duda nos ha hecho mucho mejores, cerrando filas entre nosotros, sacando lo mejor de cada uno para ponerlo al servicio del bien común y ayudándonos a superar problemas heredados de nuestros mayores.

Y en un plano más cercano los que tratamos habitualmente en este blog, he podido experimentar como las personas son capaces de lo mejor si somos capaces de colocarlas en el entorno adecuado. Con los estímulos adecuados hemos logrado en un mes más de 6.000 nuevos donantes de médula, cuando en todo 2012 en España se consiguieron 10.000 (Aquí puedes ver los resultados de la iniciativaen el mes de agosto en una infografía resumen), y lo más grande ¡Salvar una vida! ¡Pues una de estas nuevas donantes fue llamada para donar médula hace unas semanas!

Diariamente hay más de 50.000 personas que hablan con su entorno sobre la donación de médula, ellas solas se organizan para pedir apoyos de famosos, para contestar a gente que tiene dudas, para ofrecer información sobre dónde donar, para comunicar las novedades… ¡Todo ello casi sin nuestra intervención! La mayoría de nuestros esfuerzos se centran en lanzar estímulos y en reconocerles y motivarles, el resto es la mejor versión del ser humano en acción.

Las personas llevamos dentro una gran capacidad de compromiso y generosidad, cuando creemos en la causa, cuando vemos claro cómo podemos apoyar y además nos dan cierto margen de autonomía, somos capaces de liberar todo nuestro potencial.

Se ha hablado mucho del soft-activismo como una tendencia en las redes sociales que consiste en limitarse a compartir o retuitear información que nos llega sobre una buena causa pero sin  involucrarnos lo más mínimo con ella. Pues más de 6.000 nuevos donantes de médula demuestran que cuando somos capaces de activar estos tres factores (Sentido, maestría y autonomía según la terminología de Dan Pink) los resultados no hay dinero que los pueda alcanzar.

Este potencial lo tenemos también dentro de nuestras organizaciones, está a veces dormido a veces ninguneado, pero siempre a la espera de una oportunidad para activarse cuando se le explica un proyecto que merece la pena y se satisfacen sus necesidades básicas de información/formación y delegación. Creo que desde RRHH debemos dedicarle más pensamiento y recursos a cómo liberar esa energía en pro de los objetivos de la empresa.

No puedo terminar este post sin dar mi más sincero agradecimiento a todas las personas, a los muchos miles de anónimos corazones, que cada día nos ayudan a salvar vidas con sus comentarios en Facebook, con sus tweets, con sus fotos, con sus iniciativas y sobre todo con su generosidad y su solidaridad haciéndose donantes de médula. Mil gracias a tod@s.

Todo es posible si damos nuestra mejor versión y trabajamos duro.


¡Sonríe, lucha y qué tengas una estupenda temporada!

4 comentarios:

Myriam Sánchez Nocea dijo...

Precioso artículo Eugenio, y no sólo por la emotividad personal que encierra. Yo soy donante desde hace mucho tiempo, y no sabes lo que me alegra comprobar la "utilidad" que tiene un gesto tan simple.
Entrando en el fondo del artículo, destacas una gran verdad: para pedir a alguien determinadas cosas, hay que darle las circunstancias adecuadas.
Muchas empresas se han instalado en la cultura de la exigencia y el chantaje para obligar a sus RRHH a afrontar sacrificios sin haber creado previamente el clima de compromiso mutuo. A corto plazo funcionará, dadas las circunstancias. Pero ¿y a medio o largo plazo?.

Y enhorabuena por el estado de Mateo.

Anónimo dijo...

Eugenio, no puedo estar más de acuerdo con tu artículo y con el simil que planteas con tu caso personal. He vivido el apoyo mediatico que ha recibido Mateo y os doy la enhorabuena por esa capacidad de movilización que habéis tenido. Ojala todas las organizaciones, y en concreto los departamentos de RRHH, fueramos capaces de hacer algo parecido para lograr esa involucración y compromiso haciendo creer a todos en un objetivo común. Espero que Mateo esté mejor.

Eugenio de Andres dijo...

Myriam, el hacerte donante te hace sentirte muy bien, pero el el donar tiene que ser un subidón increíble.

Coincido contigo, y deseo de corazón, que todas las empresas que han tratado mal a sus personas se descapitalicen desde el punto de vista de talento en cuanto el ciclo cambie, porque no puede dar igual hacer las cosas bien que hacerlas mal.

Eugenio de Andres dijo...

Anónimo 1, la verdad es que el apoyo de todo el mundo con #medulaparameteo ha sido espectacular, y ha sido gracias a todo ese apoyo el que hayamos logrado esos increíbles resultados.

En el ámbito de la empresa, sin duda los los Departamentos de RRHH deberían empezar a trabajar en la medición y el desarrollo del compromiso de sus equipos, porque llega el momento de reconstruir y recomponer muchas plantillas.

Publicar un comentario