Es tiempo de Marketing de Recursos Humanos



A estas alturas de la agobiante crisis que nos condiciona en muchos de nuestros aspectos profesionales y personales, buena parte de las iniciativas que provienen de los departamentos de recursos humanos se limitan a no hacer mucho ruido y a mantener lo que se pueda o nos dejen.

Pero este tipo de estrategia, que es tan respetable como cualquier otra,  no creo que nos ayude a los profesionales que nos dedicamos a las personas, y poco vamos hacer por aportar al negocio y a remontar esta situación.

Pero como en todo hay una oportunidad, en organizaciones que han sufrido recortes de todo tipo, se comienza a tomar medidas para cuidar y desarrollar su talento, motivar, comprometer, recargar emocionalmente a las personas, a empezar a crear un escenario que sea más amable para todos y que reanime al único recurso con el que vamos a crear nuevas oportunidades, a innovar y por lo tanto a volver a caminar.

Los departamentos de personas de estas organizaciones, están apostando por el marketing de recursos humanos, que según mi opinión ayuda a aportar en muchos ámbitos y posiciona a los departamentos como verdaderos aportadores de valor.

Estas políticas de marketing de recursos humanos no sólo pone en valor al propio departamento sino que contribuye a:

- Posicionar al Departamento de RRHH como área encargada de apoyar la labor de toda la organización para la consecución de resultados y de propiciar un clima favorable y una visión positiva de futuro.

- Transmitir una cultura común en torno a la Visión y Misión de la Organización que ayude y favorezca la integración de los diferentes departamentos, culturas y grupos de trabajo, potenciando los aspectos positivos y reduciendo las áreas de mejora.

- Incrementar el orgullo de pertenencia y la retención del talento fortaleciendo la “imagen de marca” interna.

- Ilusionar, apasionar, comprometer a los profesionales con la compañía, de forma que ello revierta en el cliente.

- Mejorar los canales de comunicación existentes e incluir nuevas acciones.

¿Y cómo hacemos para conseguir todo? Pues con la “forma de hacer” de dar servicio a nuestros clientes, es decir a nuestras personas.

Recursos Humanos tiene que poder generar soluciones, programas y políticas segmentadas para cada cliente interno que cubran sus diferentes expectativas y demandas.

Una de las acciones concretas a desarrollar y en algunas organizaciones resulta muy urgente hacer, es virar la comunicación interna hacia el establecimiento de  mensajes personalizados capaces de crear un escenario de compromiso, ilusión, entusiasmo y lealtad que estimule y motive a los profesionales.

Pero el paso anterior, es la segmentación, definir qué es valor y talento en mi organización para después medir y sobre todo saber para hacer.

2 comentarios:

Libros de Management dijo...

Felicidades por el post. Sin dudas, hay muchos cambios pendientes a realizar y que, evidentemente, no se pueden hacer todos de una vez. En alguna ocasión se ha dicho que el departamento de Marketing y RRHH deberían ser el mismo, porque uno vende hacia fuera y otro hacia dentro. A lo mejor parece descabellado, o no tanto... Salu2.

Amaury dijo...

Gracias por tu comentario. No se sí debe ser uno, pero RRHH tiene que aprender mucho de Marketing y colaborar estrechamente para trasvasar metodologías, enfoques... y frescura.

Publicar un comentario