Formar en habilidades directivas es tirar el dinero



Hace un par de años un cliente me abrió los ojos. Acabábamos de terminar para él, con gran éxito, un programa de desarrollo de habilidades directivas para todos los mandos de la organización. Estábamos en la reunión de fin de proyecto, para hacer balance, y nos comentó que estaba muy satisfecho con tatum, al igual, y todo hay que decirlo, que lo había estado en años anteriores con los otros dos buenos competidores con los que había realizado proyectos similares. Los tres programas habían salido muy bien, los participantes habían terminado muy contentos y RRHH también, pero la realidad era que tras seis años formando a sus directivos, el estilo de dirección de la casa seguía siendo muy parecido. Toda la inversión en desarrollo de habilidades había sido casi estéril.

Nos quedamos perplejos, porque si hubiera salido mal el proyecto o el cliente estuviera descontento sabríamos como enfocarlo, pero el caso no era ese. Todo había salido a pedir de boca, pero todo seguía igual.

Eso nos hizo pensar, y cuestionarnos profundamente nuestros programas de liderazgo y desarrollo directivo. ¿Qué hacíamos mal? ¿Dónde nos estamos equivocando los desarrollamos equipos directivos?

Pronto nos dimos cuenta de nuestro error. Algo que habíamos aprendido con las redes comerciales casi quince años atrás, se nos había pasado por alto con los equipos directivo: las habilidades hay que ponerlas al servicio de los comportamientos, porque por sí solas tienen poca capacidad de transformación.

Es decir cuando quieres cambiar la forma de actuar de una red comercial, lo primero que hay que hacer es definir a conciencia el nuevo modelo: que tipo de actividades quieres que realicen, que comportamientos necesitas implantar para ello, y a continuación, y sólo a continuación, que habilidades vendrían bien para facilitar la puesta en práctica de dichos comportamientos.

Ahí estaba nuestro error. Con los equipos directivos trabajábamos las habilidades como un fin, como único contenido de los programas, sin definir en detalle las actividades y los comportamientos que la organización quería alcanzar. Sin diseñar previamente un manual con el estilo de dirección que se desea conseguir. Un manual que recoja y unifique todas las herramientas de gestión de personas (evaluación del desempeño, fijación de objetivos, etc.) y las integre con los comportamientos que desde Recursos Humanos y la Dirección General se quiere que sean emblemáticos de este colectivo.

Una vez que se dispone de ese manual, una vez que se ha decidido cómo se deben dirigir las personas en una organización, entonces se pueden identificar las habilidades que pueden facilitar el desarrollo de dichas acciones. Es entonces cuando el desarrollo de las habilidades no es un gasto inútil, sino una potente herramienta de transformación. Es en ese momento, cuando las habilidades dejan de ser un fin en sí mismas para ponerse al servicio de los comportamientos, cuando adquieren su mayor potencial. Las habilidades directivas son las grandes escuderas de los líderes, siempre y cuando se tenga claro los comportamientos que estos deben tener.

Hay jugadores, en todos los deportes de equipo, que son unos fantásticos elementos de conjunto, pero que por sí solos no desequilibran el juego, y este es el caso del desarrollo de las habilidades directivas. Quien quiera ganar títulos, como lo ha hecho nuestra magnífica Selección de fútbol, no lo logrará sólo con ellas, deberá definir indefectiblemente los comportamientos directivos y la dinámica diaria de sus líderes, y será entonces, cuando las habilidades directivas darán unos pases tan certeros como Xavi en la final contra Italia para transformar el estilo de dirección de una organización.

7 comentarios:

Libros de Management dijo...

Muy buen post Eugenio para pensar un poco más allá. Así pasa con todo. Me quedo con esto que apuntas al final: "las habilidades directivas son las grandes escuderas de los líderes, siempre y cuando se tenga claro los comportamientos que estos deben tener". De otro modo, como se recoge en el artículo, todo queda en filosofía, que aunque importante, es insuficiente. Salu2.

Eugenio de Andres dijo...

Paco, creo que son tiempos de prosa. el verso es muy bonito, y alimenta el espíritu, pero como decía Maslow, de mis espíritu me preocupo cuando tengo otras cosas resueltas.

Yo creo que el desarrollo de habilidades directivas puede ser una buena herramienta, pero en general la estamos utilizando mal para tapar muchas cosas.

Lidia Llop dijo...

Eugenio, tal como dices en tu post, para ver resultados positivos hay que hacer algo más que formación. Si la persona no es capaz o no desea cambiar su actitud no podemos hacer nada. Si la empresa no cambia su cultura tampoco. Si no se transmite lo que se espera de él a partir de esa formación, vamos perdidos. Es decir, el contexto ha de acompañar a las nuevas habilidades en caso contrario no se producirá ningún cambio.

Eugenio de Andres dijo...

Ciertamente es necesario que las personas quieran cambiar para poder aprovechar cualquier oportunidad de aprendizaje, pero tampoco es suficiente.

Además de querer y de que el contexto acompañe, es fundamental concretar los comportamientos en los que se tienen que materializar.

Una vez que se tienen esas tres cosas, el desarrollo de las habilidades directivas son un herramienta muy poderosa.

Anónimo dijo...

Y además de querer, que el contexto acompañe y concretar los comportamientos que se tienen que materializar, tienen que ser deefinidos por ellos mismos no por otras personas. Si no, aunque mejor que antes, seguirá siendo solo formación y comportamiento inducido y no aceptado con ganas y pasión....

Eugenio de Andres dijo...

Anónimo, totalmente de acuerdo la definición de los comportamientos directivos debe ser un proceso participativo, donde envidentemente la voz del colectivo en cuestión esté muy bien representada.

Cedeweb dijo...

Es muy interesante este aporte, además de ser valioso es motivante a que de vez en cuando e pueda replantear el rumbo de la empresa.
Éxito y dejamos la recomendación de un asesor profesional en el tema.
http://bit.ly/1lJ78bU

Publicar un comentario