007: A Quantum of Physics



A finales de 2012 se producirá el estreno de la nueva cinta de James Bond (“Skyfall”); un momento especial para los amantes del personaje, entre otras cosas porque coincidirá  con el  50 aniversario de la primera película Bond (“Dr No”, con  Sean Connery) y porque el villano será interpretado  por el actor  español Javier Bardem.

“Quantum of Solace” es, hasta la fecha, la última aventura de James Bond. Una cinta algo peculiar (la primera que es continuación directa de otra: “Casino Royale”) con un título difícil de traducir (algo así como “Un Poco de Consuelo” ¿?).

La verdad es que en algunas cintas previas de Bond (con Brosnan encarnando al agente secreto) se presentaban algunos adelantos científicos aparentemente algo exagerados, como un modelo de coche “invisible”. Lo cierto, es que la tecnología dice que son posibles esos avances.

Pero volvamos a “quantum”: “El término cuanto o cuantio (del latín Quantum, plural Quanta, que representa una cantidad de algo) se relaciona con la física cuántica. En 1930 Schröedinger desarrolló una ecuación que predice el comportamiento de una determinada partícula hasta un punto y a partir de ahí describe dos resultados igualmente probables para la misma unidad (las partículas pueden comportarse como ondas y viceversa). El comportamiento de las micropartículas cambia dependiendo de lo que hace el observador: cuando el observador mira, se comporta como una onda, cuando no lo hace, como una partícula”.

¿Y esto qué significa?

Pues inicialmente algo espeluznante, si se me permite: nada está determinado en sentido absoluto en nuestra realidad, incluso a nivel físico. De hecho los científicos cuestionan el concepto de “realidad”: el cerebro no diferencia entre hacer algo o imaginar hacerlo, ya que se activan las mismas redes neuronales. Nuestro cerebro, por tanto, “construye” nuestra realidad en función de las experiencias que tiene.

La conclusión, pues, es que si ya sabemos que podemos construir en sentido físico, o neuronal, nuestra realidad … ¿por qué no vamos trabajando en el sentido de hacerla mejor, más positiva, con más aportación hacia todo lo que nos rodea

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es más que interesante el asunto cuántico, la incertidumbre, la realidad indeterminada, que tanto se parece a la libertad humana, en el sentido de que hasta que no se ejercita (observa) existen todas las posibilidades a la vez.

En mi blog escribí sobre la relación que tiene también, en "ciertos" aspectos, con el mundo de la empresa. Por si alguien tiene curiosidad por el asunto, os dejo el link:

http://addedvalues.wordpress.com/2011/09/13/empresa-cuantica-y-empresa-comica-del-principio-de-incertidumbre-a-la-certidumbre-de-los-principios/

Saludos

Víctor Pérez Cantó

Publicar un comentario