Es el momento del Employer Branding



En el último artículo de mi compañero Ángel Martín comentaba acertadamente, que en los momentos difíciles que estamos atravesando y de estancamiento en el temor “es necesario dar voz a nuestros colaboradores, seguro que tienen una opinión sobre la situación o la forma de salir de ella” y que “lo fundamental es que la mayoría de nuestras personas sientan que son parte de la solución” (Ver el post completo).

Y sabemos que el employer branding es el sistema de gestión de la marca de la empresa cuyo objetivo es atraer, motivar y retener los “talentos”. Se trata de construir una reputación de buen empleador, tanto para los empleados actuales como futuros.

Pero parece contraproducente, en los tiempos que corren, establecer un sistema de  employer brading en nuestras empresas sí lo utilizamos como se había concebido en su origen de elemento de atracción y retención del talento o reputación de marca.
Planteo que es el momento del employer brandig, concebido desde la óptica de hacer florecer el optimismo, de redoblar sacrificios, de ayudar a aceptar renuncias (bonos, beneficios sociales, sueldo…), de adaptación a las nuevas circunstancias.

En muchas empresas quedan profesionales que han visto como sus compañeros han sido despedidos, que sus condiciones se han visto disminuidas y que todos los días se preguntan con preocupación ¿Cuándo acabara esto?”¿Hacia dónde vamos?

Y con estos mismos profesionales tenemos que salir adelante, y una formula es crearles referencias, darle sentido de por qué hay que sudar la camiseta de la empresa, ofrecer “calor” y comprometerlos con el proyecto de salir adelante, y afrontar estos tiempos de incertidumbre.

Y podemos lanzar muchas acciones desde Recursos Humanos que fortalezcan no sólo a la compañía como empleadora sino a sus propias personas (es decir, “la compañía empleadora”) con elementos tan sencillos como creando una comunidad on line, blogs de empleados, con campañas de mailing, con acciones de fortalecimiento de la marca, wikis   etc.

Que animen a la participación, creando piña y compromiso con ellos mismos y con la compañía. Con más imaginación que costes, ya que la mayoría de estas acciones de marketing no requieren de grandes presupuestos, tenemos que conseguir fortalecer a nuestros equipos utilizando el employer branding de forma interna.

0 comentarios:

Publicar un comentario