Herramientas 2.0, personas y pymes

En mi empresa somos menos de 40 personas entre las sedes de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia.

Por mi tipo de tareas, yo paso la mayor parte de mi jornada en la oficina. Pero, muchos de mis compañeros están continuamente yendo a reuniones con clientes, haciendo visitas comerciales, viajando de una sede a otra… Algunos días somos menos de 15 personas en la oficina.

Sin embargo, todos en las cuatro sedes podemos saber en cada momento dónde está cada uno de nuestros compañeros, con quién está reunido y para qué, qué impresión ha obtenido de la reunión o si de dicha reunión han surgido modificaciones, sobre las que podemos empezar a trabajar los de “backoffice”.

Por otro lado, los que están fuera de la oficina también pueden saber en qué estamos embarcados cada uno de nosotros o qué acabamos de leer en un blog (pudiendo añadir el enlace para que el resto lo lea) o en una revista.

Y no, no estamos todo el día al teléfono (aunque la mayoría tiene móvil de empresa), ni mandándonos emails. Estamos conectados a Yammer, una herramienta 2.0 creada como un sistema gratuito de microblogs (como Twitter) y que cuenta ya con 1,5 millones de usuarios corporativos.

Yammer es simplemente el soporte en el que cada uno de nosotros informa al resto de compañeros de su actividad para ese día, o de su localización actual, o de cuándo prevé estar de vuelta… Evidentemente, cada uno con su estilo y sin ninguna obligación en su uso.

Por otro lado, durante 2010 empezamos a crear wikis de uso privado en las que cualquier persona de la organización puede editar y compartir su conocimiento, sus buenas prácticas y sus experiencias profesionales, ampliando el know how del grupo y desvinculando el acceso al talento de la presencia del individuo que lo posee.

Algunas grandes empresas españolas empiezan a utilizar estas y otras herramientas 2.0 entre las personas de su organización. Pero, parece que a las pymes, y a muchas no tan pequeñas, les suenan lejanas, o no acaban de verles la utilidad o piensan (erróneamente) que les supondrán una importante inversión económica…

Volviendo al inicio, aun en una empresa de 40 personas como la mía, en la que parece que es más sencilla la interacción y la identificación y acceso a las personas que poseen el talento, estas herramientas están ayudando a mejorar la comunicación interna, la gestión del talento, el intercambiode ideas y la gestión del conocimiento, evitando que éste se concentre en un individuo o en un área y enriqueciéndolo con diferentes aportaciones y puntos de vista.

¡Os animo a incorporar en vuestras organizaciones estas, o parecidas, herramientas 2.0 y a comprobar lo que podéis aprender del resto de vuestros compañeros!

0 comentarios:

Publicar un comentario