Las "Cs" del Compromiso

Recientemente se ha publicado un estudio realizado por el Observatorio efr, del que tatum forma parte, llamado “El Compromiso en el Siglo XXI se escribe con “C” de Conciliación” la verdad es que tuvimos dudas a la hora de poner el título porque a priori, como algunos habrán pensado, parecía un poco forzado afirmar que la conciliación es la herramienta que permite modelar o construir el compromiso de las personas de una organización. Intentaré explicar lo acertado de esta afirmación.
En el estudio se describe el compromiso como un concepto complejo y difícil de definir, más allá del mundo académico, para que resulte operativo en el mundo empresarial. De las distintas opiniones recogidas se ha llegado a explicar el compromiso como un modelo multidimensional que hemos llamado el Diamante del Compromiso, este diamante tendría distintas caras, distintas dimensiones por las cuales un profesional puede estar vinculado con un proyecto. Estos cinco tipos de vínculos son:
·         La función, el grado de identificación y disfrute que se obtenga con la tarea que se realiza.
·         La relación con la empresa, en su parte más material como el aspecto contractual y salarial.
·         La cultura de la organización, es la identificación con los valores, con el estilo de la empresa, con su coherencia, con su impacto social, es el orgullo de pertenencia.
·         El jefe, la relación con el líder, quizás el vínculo más fuerte para forjar el compromiso.
·         El equipo, las relaciones con los compañeros, el buen ambiente que favorece el trabajo en equipo y la aportación de ideas e iniciativas.
El tener un alto grado de satisfacción en estas cinco dimensiones nos llevaría a estar altamente comprometidos con nuestra vida profesional. Sin embargo, el compromiso puede tener distintos niveles, distintos momentos o estar descompensado, sintiéndome satisfecho en una de las dimensiones pero no en otra con lo que tendríamos un diamante un tanto deforme y que sufriría una pérdida de valor.
En una organización podríamos trabajar en fomentar el valor de cada una de estas dimensiones, probablemente se hace bastante más de lo habitual, pero se hace desarrollándolas de una forma individual, separada, cada una por su lado o unas más que otras, y sin embargo, nos encontramos con profesionales que no se sienten comprometidos. Por ello, se hace necesario hacerlo de una manera armoniosa y coordinada que permita un compromiso desarrollado y sostenible en el tiempo
En el estudio se afirma que la conciliación es la herramienta que permite ir tallando ese diamante, ya mencionaba en un post anterior la confusión que creo que existe sobre este concepto así que voy a intentar explicarlo mediante un ejemplo (pensar cada uno en vuestro propio ejemplo): supongamos 3 hermanos a los que se les enferma de cierta gravedad el padre, ya mayor, y que requiere una hospitalización. El hermano A trabaja en una pyme efr, el hermano B en una gran empresa efr, el hermano C en una pyme sin preocupación por la conciliación de sus trabajadores. El hermano A no tiene ningún problema para asistir cuantas veces sea necesario a su padre, el mensaje que recibe es “lo que necesites”; el hermano B tampoco si bien le cuesta un poco más, el mensaje  es “bueno vete, pero acuérdate de mandarme el informe lo antes posible”; el hermano C no tiene ninguna posibilidad de acudir al hospital en horario laboral y además se le insinúa que en estos tiempos no es conveniente faltar al trabajo ni siquiera el tiempo que te corresponde legalmente.
¿Cómo creéis que será el compromiso de estas 3 personas con su empresa? El hermano C desde luego no siente ningún vínculo con su empresa más allá del contractual, el hermano B puede sentirse vinculado con una organización que le da estas facilidades pero menos con un jefe que pone reparos, mientras que el hermano A se sentirá totalmente unido a una organización que demuestra con hechos que las personas sí son realmente importantes. La diferencia entre los hermanos A y B es que a pesar de que los dos están en empresas con sensibilidad hacia la conciliación, las dos tienen un catálogo de medidas y un modelo de gestión, la aplicación que hacen es distinta porque lo que realmente importa no son las medidas concretas sino la cultura de conciliación que realmente existe, el que creamos en ella o no, y la cultura de la conciliación como tantas veces hemos dicho se basa en la confianza mutua, en saber que la pyme efr ha apoyado al hermano A  cuando lo ha necesitado y en que este responde a su empresa, también en lo que necesite, y cumpliendo con todas sus tareas y objetivos.
Así que creo que podemos afirmar que el Compromiso se talla con la Conciliación que se asienta en una Cultura basada en la Confianza:
Confianza:  Cultura:   Conciliación:   Compromiso

1 comentarios:

Josue Perez dijo...

Solicité via correo electrónico varios documentos de apoyo que se mencionan en el artículo El Diamante del Compromiso. Les agradezco que hayan publicado dicho artículo que sin duda me guia para avanzar en la medición. Por lo cual, les agradezco el apoyo que puedan brindarme en obtener el documento Un desayuno ejecutivo para mi empresa, el cual incluye el test de compromiso. Gracias

Publicar un comentario