Evidentemente es Personas y Productividad

Una evidencia que compruebo gracias a mi profesión de consultor,  es que la mayoría de las empresas u organizaciones que visito y de los profesionales con los que me encuentro, es la conciencia y la preocupación por el futuro inmediato, y como salir indemne de la situación de crisis que todavía sufrimos.
Y otra evidencia, es que sí algo bueno tiene esta crisis es que ha obligado a reflexionar  sobre cómo hacemos las cosas y descubrir o redescubrir que en muchas ocasiones las hacemos mal.
Un ejemplo claro, es que el huracán de la crisis ha destapado más de una deficiencia en la productividad, gestión, creatividad, innovación y eficiencia en las organizaciones.
Y centrándome en la gestión de las personas, nos hemos mirado y reconfirmado que como es evidente, es lo mejor que tienen las organizaciones y con lo único que podremos salir adelante.
Pero también es evidente, que el gran reto es la mejora de la productividad, y comprobar este hecho no es descubrir nada nuevo, ya que, seguimos a la cola de los países de la OCDE. Lo que sí es nuevo, es que es que tenemos que mejorar este índice con urgencia y que no hay vuelta atrás.
Y para conseguirlo,  tenemos que ponernos a trabajar cuanto antes en las plantillas, en su dimensionamiento, preparación, potencial y sobre todo en el talento que atesoran.
Medir lo que se hace y cómo se hace para mejorarlo, cambiarlo o suprimirlo esto hasta ahora lo hacemos con la evaluación del desempeño, donde por lo general,  nos sentamos una o dos veces al año con las personas para evaluar su desempeño. Que es mejor hacerlo a no hacerlo para potenciar el talento y por ende la productividad, evidente, ¿suficiente? Pues, pienso que no.
Hay que ir a modelos que permitan una visión global y local (de todos o de  uno) que permitan un seguimiento permanente de resultados y desarrollo de competencias, que permita actuar de forma individual o por grupos, en definitiva un “cuadro de mando de RRHH” para tomar decisiones con rapidez y eficiencia, con el objetivo de mejorar la productividad.
En tatum hemos desarrollado una herramienta que  llamamos “Mapa de Talento” que ya hemos implantado en varias organizaciones y que seguimos perfeccionando. Tratamos de combinar los diferentes aspectos con la que tener una visión integral. Recogemos los resultados, preparación, experiencia, desarrollo de competencias y desempeño para su posterior medición por medio de algoritmos matemáticos. Como en muchos otros proyectos su actualización y aprovechamiento depende en buena parte de la voluntad de cada organización. Y claro está, no es mágica pero sí se trabaja y  utiliza con objetividad casi evidentemente mejora la productividad.
Por las experiencias que tenemos con los clientes con los que ya lo implantamos o estamos en ello, es la multifuncionalidad de la herramienta para departamentos de recursos humanos o comerciales permitiéndoles tomar decisiones sobre formación, promociones, retribución, desempeño, resultados, cambio de funciones y evidentemente sobre la productividad.
Seguro que no es la única solución pero compromete a los recursos humanos con los resultados que evidentemente tiene que ser nuestro objetivo.

2 comentarios:

Nacho Cambralla Balaguer dijo...

Hola Amaury.
Desde el respeto y con ánimo de generar cierto debate te diré que me chirría bastante leer en el mismo párrafo la palabra "talento" junto con "algoritmos matemáticos". Medir intangibles, uff, no sé.
Einstein decía: "No todo lo que se puede medir vale ni todo lo que vale se puede medir".
También leía hace poco de Salvador Garcia, profesor de la Universidad de Barcelona: "Cuanto más importante es un valor más irrelevante es medirlo."

Un saludo.

Amaury Cardi dijo...

Hola Nacho,

Mil perdones, por no haberte contestado antes, pero he estado "enfrascado" en varios proyectos y sin internet.

En el ambito de una organización hay cosas que podemos medir con objetividad (resultados económicos, y en lo referente a los comportamientos esa objetividad se hace mucho más díficil. pero de alguna forma tenemos que establecer "medidas" para tomar decisiones.
Y estoy de acuerdo contigo, que hay cosas que no se puden medir, pero sí observar.
Al observar los comportamientos de las personas, hacemos juicios de valor con todo lo que esto supone.
Tratamos de combinar lo objetivo con lo subjetivo, mediante una escala númerica etc.
En definitiva, tener argumentos lo suficientemente cientificos para tomar en este caso decisiones en materia de Recursos Humanos. Bueno, no es más que estadistica aplicada a las Ciencias Sociales.
Un abrazo

Publicar un comentario