Marketing Interno

¿Marketing interno? … ¡Pero si yo solo conozco el marketing de las 4 P’s (Producto/Servicio, Precio, Plaza (mercados) y Promoción)!

Con posterioridad al planteamiento de las 4 P’s los sesudos pensadores inventaron el Marketing Mix Tradicional (de 4 P’s a 3 nuevas posiciones más) convirtiéndose en el marketing de las 7 P’s. Además de las 4 anteriores se han añadido Personal, Physycal (canales)) y Procesos.

Bien, pero eso era en el siglo XX. Te habrás dado cuenta que, como has seguido cumpliendo años, estamos en el siglo XXI y que el consumidor -cliente- ha logrado un papel fundamental para la supervivencia y perduración de nuestra empresa y, por tanto, de tus responsabilidades dentro de ella.

¿Cuál es la realidad? En mi opinión que en las empresas de cualquier tamaño los responsables de Marketing y de Ventas están asumiendo ese nuevo papel, añadiendo en muchos casos afortunadamente ya el famoso web 2.0 donde el cliente puede y debe de ser el protagonista. Además ya empezamos a oír noticias del 3.0, que permitirá todavía una integración mayor con el cliente por multitud casi infinita de medios (TV, móvil, redes sociales, web, intranet, CRF’s, etc.).

Pero se nos ha olvidado en muchas organizaciones el Marketing Interno que tiene como clientes a los colaboradores, empleados y personal al servicio de la organización.

Gran error que si no analizamos a tiempo, y tomamos decisiones al respecto, repercutirá en la organización de forma tan negativa que incluso puede poner en riesgo la excelencia de todas las estrategias.

En estos momentos de necesidad de remontada en la mayoría de organizaciones empresariales (debido a la situación de “crisis, pánico, constricción, prudencia, supervivencia, etc.”) los departamentos internos más demandados son los de RRHH, y concretamente su área de Formación.

Se les exige (o solicita o se consensua) en los Comités de Dirección lo siguiente: “De forma urgente debes implementar formación específicamente en los departamentos relacionados con los clientes; tenemos que captar más, fidelizar más, cobrar más y antes”. Es la petición más solicitada y YA.

Y con todo el esfuerzo que supone con recursos propios o con apoyo externo (siempre ideal desde la óptica de cuatro ojos ven más que dos y especialmente el análisis desde fuera sin perjuicios viciados, con experiencia sectorial y con voluntad de servicio) se realiza el esfuerzo necesario para cumplir lo que nos demandan.

Sin embargo ¿hemos usado internamente el Marketing como si los departamentos y/o personas involucradas fueran meramente clientes de verdad?

RRHH debe de aprender de Marketing y éste de RRHH. Cualquier organización que no realice un esfuerzo en Marketing Interno, en darse a conocer, en saber venderse, en cubrir las necesidades (en tiempo, forma, calidad, etc.) de sus empleados y en que se tenga conocimiento en la organización de esa función … difícilmente obtendrá éxito en el mal llamado Marketing Mix destinado al cliente final de la empresa. Ambas cosas deben de suceder en paralelo. Y si es prioritario, antes el interno que el externo.

¿Complejo? Si, pero no. Depende. Juegas con una ventaja … no estás solo; pídenos nuestra opinión. No malgastes energías hacia el cliente final, si no tienes bien concienciado, entrenado y alineado al cliente interno.

1 comentarios:

curso recursos humanos dijo...

Muy interesante blog. El empleado es el capital más importante que posee una empresa. Por este motivo, contar con personas altamente capacitadas en el departamento de recursos humanos es de vital trascendencia.

Publicar un comentario