¿Tiempos de Incertidumbre?

Son tiempos de incertidumbre, para todos los integrantes de las organizaciones empresariales y especialmente aquellas personas profesionales y honestas que tienen que cumplir con sacar adelante sus respectivos departamentos, funciones, áreas o empresas.

Nosotros existimos para intentar lograr la máxima eficacia en las organizaciones y, además, si es posible hacerlas felices ¿Felices? Si, aunque pueda sonar cursi, nos (pre) ocupamos para hacer calar la responsabilidad de cada integrante en una organización para el bien de todos.

El asunto es que todos debemos de aportar. Déjame explicártelo con una fabula que cuando la escuche por primera vez me impresionó.

Una vez en un pasado muy remoto existió un Monarca que sinceramente deseaba que las personas que vivían en sus territorios fueran realmente felices. Tenía tal obsesión en ello que mandó llamar a Palacio a las diez personas más sabias de su Reino. Y les encomendó dedicar todo el tiempo necesario para poder recopilar toda la “sabiduría del mundo” en la forma más breve posible y poder ofrecérsela a sus súbditos.

Los sabios aceptaron el encargo; trabajaron arduamente durante 10 años y, finalmente, pidieron audiencia al Rey para mostrarle su resultado. El Rey leyó lo que los sabios le habían escrito en 10 volúmenes y les volvió a llamar para indicarles que, efectivamente, habían sabido condensar toda la sabiduría para ser feliz, pero era demasiado extensa para que sus súbditos se tomaran el tiempo necesario para leerla.

Les ordenó resumirlo. Y trabajaron otros diez años más, siendo capaces de condensarlo a un solo volumen. Pidieron audiencia de nuevo, el Rey les recibió, aceptó el volumen y quedó pendiente de su revisión.

Volvió a llamarles y les dijo de forma realmente honesta: “habéis hecho un excelente trabajo, realmente en este volumen se encuentra toda la sabiduría para ser feliz. Pero la mayoría de las personas de mi reino no se tomaran el tiempo necesario para leerla”.

Ordenó una vez más que trabajaran lo necesario para recopilar toda la sabiduría en algo más breve aún. Así lo hicieron, durante 10 años más. Finalmente pidieron audiencia de nuevo para mostrar su trabajo. El Rey les recibió y los diez sabios le entregaron un pequeño papel con una frase. El Rey la leyó y conforme lo hizo una sonrisa sincera apareció en su ya viejo rostro. “Caballeros realmente habéis sabido condensar a la más mínima expresión toda la sabiduría del mundo. Os felicito”.

La frase que acaba de leer decía “NO HAY COMIDA GRATIS”. Así entendió el Rey el mayor valor para ser feliz.

Hoy día sigue igualmente vigente. Nadie nos va a regalar nada y todos de forma individual y organizativamente, ocupemos el puesto que ocupemos, debemos de aportar para recibir.

Afortunadamente no estás solo, nuestra misión es lograr la eficacia, obteniendo felicidad. Cuesta (“no hay comida gratis”) pero podemos (y debemos) trabajar para obtenerlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario