Organizaciones Felices


Una organización con profesionales felices, es una organización productiva. Es una organización rentable, capaz de trabajar en equipo y con directivos capaces de ejercer un liderazgo de crecimiento. ¿cómo sabemos si nuestros profesionales son o están felices?

Para medir la felicidad, lo primero es definirla.
La felicidad ha sido definida por muchos autores, por lo tanto es posible ofrecer otras muchas definiciones:
• Ser feliz es autorrealizarse, alcanzar las metas propias de un ser humano. Aristóteles.
• Ser feliz es ser autosuficiente, valerse por sí mismo sin depender de nada ni de nadie (cinismo y estoicismo).
• Ser feliz es experimentar placer intelectual y físico y conseguir evitar el sufrimiento mental y físico (hedonismo). Epicuro.
• Autorealización: También llamada felicidad, se sostiene por la motivación que produce nuestro trabajo constante y continuado. Gracias a las capacidades de nuestro cerebro de crear, de adaptarse y resolver problemas. Maslow
• Martin Seligman, define la felicidad como un conjunto de: Emociones positivas: Tales como éxtasis y la comodidad. Y Actividades positivas: Tales como la concentración y el cumplimiento de nuestras tareas.

Como conclusión a muchas de las definiciones, puede afirmarse que la felicidad está íntimamente relacionada con las tareas que desarrolla el individuo y el modo en el que las aborda. Luego podemos afirmar que la actividad laboral debería ser fuente y manifestación de felicidad. Pues es precisamente la actividad laboral la que ocupa un mayor porcentaje de tiempo en nuestras vidas.

Si identificamos la felicidad con la sensación de “estar en el momento adecuado, en el lugar oportuno, haciendo lo mejor que puedes hacer” y llamaremos a esta sensación: “Autorrealización”.

Medir el nivel de autorealización implica medir el nivel de felicidad de nuestros empleados. Las personas conforman las organizaciones, luego la media de los niveles de autorealización obtenidos nos ofrecerá un indicador del estado de felicidad de la organización.

El nivel de autorrealización de un profesional correlaciona de manera positiva con la calidad de su trabajo, con la implicación y con su rendimiento. Luego un conjunto de personas que se sienten autorrealizadas logran una organización que cumple y supera sus objetivos de producción, de calidad y de rentabilidad.

Los indicadores de la felicidad de las organizaciones

El nivel de felicidad del conjunto de los empleados es uno de mejores indicadores del éxito comercial y de producción de las organizaciones. El índice de felicidad global de una organización es la media de medidas individuales, por ello debemos invertir en cada uno de los colaboradores.

El objetivo último de muchas de las medidas de conciliación es mejorar el nivel de “felicidad” de los trabajadores. Un profesional autorealizado es aquel que ha conseguido éxito en todas las facetas que conforman su vida. Para ello las organizaciones apuestan cada vez más por herramientas que hagan compatibles todas las áreas de nuestra vida.

Los indicadores que deben ser medidos en una organización para conocer el índice de felicidad de la misma son
1. Consecución de resultados (CR)
2. Permanencia de los empleados (PE)
3. Posibilidad de hacer carrera profesional (CP)
4. Nivel absentismo (AB)
5. Satisfacción de los clientes (SC)
6. Calidad en la producción. Indice de errores y reclamaciones (Q)
7. Retorno de la inversión económica (RE)
8. Retorno de la inversión humana y de recursos intangibles (RI)
9. Innovación y mejora de los procesos y los productos y servicios. (INV)
10. Comunicación interna (CM)

Los indicadores se agrupan en tres grandes factores: Resultados, Personas y Procesos. El sumatorio de todos ellos nos definen el índice de felicidad de una organización.

1 comentarios:

Jaime Cros Ferrandiz dijo...

me encanta, un buen trabajo, felicidades

Publicar un comentario