Cuentos sobre compromiso: Rebelión en la selva




Hemos escrito este cuento para el web de tatum y nos gustaría compartirlo con vosotros:
Rebelión en la selva
El gran rey de la selva había muerto. Los pájaros no cantaban. Las gacelas no corrían. La selva estaba de luto. El silencio y la quietud sólo eran rotos por los lentos pasos de cientos de animales que acudían con gran tristeza a dar su último y leal adiós al que hasta hoy había sido su rey.
Todos ellos se congregaron en una explanada de piedra, en lo más alto de la montaña negra. Al final de la dura planicie se encontraba, al borde del precipicio, el frío e inerte cuerpo de su señor. Junto a él, su joven y fuerte hijo. Sentado. Erguido. Con el pecho hinchado, el mentón hacia el cielo y la mirada fija en cada uno de los animales que iban llegando.
Tras un largo e intenso silencio, el joven león comenzó a hablar “Mi padre ha muerto. Ahora soy vuestro rey. Con él acaba una era, conmigo comienza otra. Han sido tiempos de paz, pero también de desorganización. Y eso va a cambiar. Desde hoy cada uno de vosotros deberá hacer un trabajo para la comunidad. Esta es nuestra selva, nuestra casa y cada uno tiene que poner su granito de arena para hacer de ella un lugar excepcional. ¡Y no olvidéis que yo no soy mi padre, y voy a ser inflexible con cualquiera que eluda su responsabilidad!”. Y rugiendo con fuerza añadió “¡El rey a muerto!, ¡Viva el rey!” y con el mismo ímpetu dio un furioso zarpazo al cadáver de su padre y lo arrojó al fondo del precipicio.
Puedes seguir leyéndolo aqui:

0 comentarios:

Publicar un comentario